DVH

El DVH (Doble Vidrio Hermético) es, básicamente, una cámara de aire estanca encerrada entre dos vidrios. El conjunto construido delimita y garantiza un volumen de aire seco entre los vidrios utilizados. La cámara de aire reduce la transferencia de calor entre interior y exterior mientras que una correcta selección de vidrios permite no sólo reducir el ingreso de energía solar radiante sino reducir significativa mente el ingreso de ruidos.

Las principales propiedades del DVH son:

  • Reduce la transformación de calor, como mínimo un 50 %, lo cual implica menores costos de calefacción y/o refrigeración. (El calor siempre pasa a través del vidrio, desde la zona caliente a la fría.)
  • Evita las condensaciones en el vidrio interior, típicas de los vidríados simples cuando en el exterior la temperatura es baja y en el interior hay calefacción. Estas condensaciones provocan el deterioro de paredes, carpinterías, alfombras, etc., además de impedirla correcta visión hacia el exterior.
  • Evita el efecto de paredes frías (pues la temperatura del vidrio interior es superior), con lo cual no existen corrientes convectivas en las cercanías de la ventana, la temperatura de los recintos se hace más uniforme, y se logra una ocupación más confortable incluso en las zonas próximas a los vidrios, lo que hace posible reducir en algunos grados la temperatura de la calefacción.

Con una adecuada selección de vidrios se reduce el ingreso de radiación infrarroja del sol.
Con una adecuada selección de vidrios se pueden lograr importantes atenuaciones acústicas.
Utilizando los vidrios adecuados el DVH cumple todos los requisitos de vidriados de seguridad.
Utilizando vidrio laminado se filtra el 99% de la dañina radiación UV, responsable del deterioro de muebles, alfombras, plantas, etc.

Sus notables ventajas comparativas con un vidriado simple en cuanto a beneficios térmicos y acústicos, que otorgan al mismo tiempo una importante reducción en el consumo energético en la climatización llevando mayor confort a los interiores de viviendas y oficinas, dejaron como resultado su aceptación masiva en la actual industria de la construcción.

El crecimiento ha sido realmente notable en la medida que arquitectos y constructores fueron tomando experiencia de las ventajas del producto.

El ahorro de energía, y una menor inversión de mantenimiento en equipos de climatización, evitando la fuga en invierno y la entrada de calor en verano, son algunos de los argumentos causantes del mencionado crecimiento.